Save the Dalmatians and Others Canine Rescue, Inc.

La sobrepoblación animal es un serio problema

Traducción por Ana Charfén Norma
copyright ©1998 Ana Charfén Norma

Los beneficios de operar a tu mascota para no tener crías

¡Demasiadas mascotas, y no suficientes hogares!

Cada año, alrededor de 15 millones de mascotas son llevadas a albergues animales en todo el país. Solo del 25 al 30 por ciento de estos animales son vueltos a recoger por sus dueños o adoptados en nuevos hogares. El resto, alrededor de 11 millones de perros, gatos, y cachorritos de ambos deben ser sacrificados porque nadie los quiere.

Este horrible desperdicio puede ser fácilmente reducido si se reduce el número de cachorritos que nacen. Y la mejor manera de hacerlo es operar a tus mascotas para que no puedan tener crías. Esta operación es un procedimiento quirúrgico muy simple que previene que las mascotas se reproduzcan al quitarles sus órganos reproductivos internos.

Ya operados, las mascotas te pueden ofrecer lo que esperas de ellas -afecto, compañía y ser el centro de su mundo-.

Como un propietario de mascota, tu puedes agregarte al problema de la sobrepoblación o puedes ayudar a terminar con el. No te engañes pensando que sí puedes encontrar un hogar para cada uno de los cachorros de tu mascota, puedes evitar que estos se conviertan en mascotas sin hogar. De hecho solo eliminaste hogares potenciales para otros cachorros en espera. Existen pocos hogares apropiados y responsables, y encontrar uno para tus cachorros inevitablemente le quita la oportunidad a otro cachorro.

Además de dar oportunidad para que otros cachorros tengan un buen hogar, al operar a tus mascotas les das a ellas y a ti muchos beneficios de los cuales puedes no estar enterado:

Tu mascota va a ser un miembro de la familia más contento.

Al ser animales domésticos, los perros y gatos naturalmente necesitan a su gente, pero este afecto natural se disipa en deseo de reproducirse. Esta necesidad de aparearse lleva a la mascota a escaparse, pelearse, ser agresiva, a ladrar demasiado, aullar y otras conductas indeseables. Las mascotas operadas están libres de este deseo y de estas conductas molestas, siendo una mascota más contenta y calmada que prefiere quedarse en el hogar y concentrarse en ti. Si tienes varias mascotas, te darás cuenta de que al estar operadas, se llevan mejor entre sí.

Tu mascota será más saludable

Al eliminar el deseo de buscar pareja, las mascotas operadas usualmente tratan de escaparse menos y por lo tanto tienen menos posibilidad de lastimarse en luchas o ser atropelladas. De hecho, las mascotas operadas tienen el doble de expectativas de vida promedio que las mascotas no operadas, en parte debido a una menor oportunidad de sufrir de cáncer de seno, útero, próstata y testículo.

Los perros y gatos pueden ser operados para no tener crías tan pronto como tengan 8 semanas de vida o en cualquier momento posterior a esta fecha. La hembras se pueden operar cuando están en celo o en un embarazo temprano, pero los riesgos son mayores. (Asegúrate de informar a tu veterinario del estado de la mascota). Lo mejor y más fácil para ti y tu mascota es operarla tan pronto como sea posible y antes de que entre en celo la primera vez. Esperar hasta su primer celo no los ayuda a ninguno de ambos, Haz una cita con tu veterinario. Si el costo es un problema, pregunta en tu sociedad humanitaria más cercana acerca de las clínicas baratas donde hacen esa operación en tu área.

No tendrás que pasar por el periodo de manchado de las hembras ni el orinado de los machos.

Durante los períodos de celo o "calor", las perras y gatas experimentan un flujo de sangre. Así que a menos que estés preparado a poner un pañal a tu mascota (y puedes anticipar cuando sucederá) o tendrás que lidiar con las manchas en tus tapetes y muebles. Opera a tu mascota y elimina este problema completamente.

Los gatos sin operar también pueden manchar tu piso y muebles, pero esto sucede durante todo el año, y huele muy mal. Al ser reproductores activos, los gatos sin castrar deben informarle a todos que ese es su territorio y que están dispuestos a defenderlo, así que marcan su territorio orinando en objetos adentro y afuera de la casa con orina que huele mucho. Si se operan temprano, los gatos rara vez desarrollan ese hábito. Los orinadores mayores usualmente lo dejan de hacer después de algunos meses de ser castrados.

Para producir una camada se realizan muchos gastos. Para mantener a la madre y los hijos saludables se necesitan dietas especiales, vacunas y muchas visitas al veterinario. La ganancia es poca.

No tendrás que ahuyentar a los pretendientes

Cuando tu perra o gata entra en celo, los machos de la cuadra lo sabrán. Sacar a la mascota a pasear será como ir a la guerra. Cada perro sin dueño del vecindario los seguirá, y nada lo detendrá. Tu perra normalmente entra en celo dos veces al año, y atraerá machos por lo menos tres semanas.

Los gatos son increíblemente buenos para reproducirse. Durante la temporada de apareamiento (Aproximadamente desde Febrero hasta Octubre), las hembras entran en celo tan seguido como cada dos semanas, y no se detendrán hasta que se les permite reproducirse. También entran en celo al estar criando a su camada. Los gatos que necesitan aparearse frotarán y rascarán la puerta y se saldrán en la menor oportunidad. Se convierten en magos en su habilidad para escaparse.

Si no quieres que tu mascota se aparee, te va a costar trabajo. Tu mascota no cooperará porque todos sus instintos le indican que debe aparearse. Ni un jardín bardeado es una protección segura. Los perros lograrán lo imposible cuando se sienten motivados a aparearse y el número de cachorros concebidos en jardines bardeados son algunos cientos de miles

No tendrás que encontrar hogares para los cachorros.

Cuando lees los clasificados del periódico donde se venden cachorros podrías pensar que aparear a tu mascota te puede hacer rico. NO cuentes con eso. Muchos de esos animales nunca se venden y acaban regalándose o llevándose a un albergue.

Si tu mascota no es de pura raza, será difícil encontrar casa para sus cachorros. Aún si tu mascota es de pura raza, debe se cruzada con otro de pura raza, y los cachorros adecuadamente registrados (mediante una cuota) si esperas una ganancia. Y es muy común que tu hembra con pedigrí va a echar por tierra tus planes al cruzarse con el primer perro o gato corriente que encuentre

No tendrás que gastar dinero extra.

De pura raza o no, cuesta dinero traer una camada saludable al mundo. La madre necesitará ir al veterinario periódicamente y tendrá una dieta especial durante el embarazo. Los costos del veterinario se elevarán si hay problemas durante el embarazo o parto o si los cachorros están enfermos.

Los pequeños no estarán listos para irse a su nuevo hogar hasta que tengan ocho semanas, lo cual significa dos meses de cuidarlos limpiarlos y alimentarlos. Además los deberá checar y vacunar un veterinario antes de venderlos.

Todo esto toma tiempo y dinero, sin mencionar los costos de los anuncios y los días esperando en el teléfono y enseñando los cachorros a los compradores prospecto. Si no diferencías a los compradores cuidadosamente, puedes acabar con el remordimiento de conciencia de dejar ir un cachorrito a una casa donde será ignorado, maltratado, abandonado o golpeado.

Pero lo peor es la decisión de que hacer con los cachorros que queden a los cuales no les pudiste encontrar dueño.

Tu no te sumarás a la explosión demográfica de mascotas.

A nadie le gusta pensar en los perros, gatos y cachorros de ambos que perderán la vida porque nadie los quiere. Los albergues, que ofrecen comida, calor y atención médica son cuidadosos con estos animales, pero el número de mascotas que entran es mucho mayor al número de familias que quieren adoptarlos. La eutanasia protege a los que nadie quiso de vivir una vida sin compañía. Una mejor solución es limitar el número de animales que nacen hasta que haya un mismo número de personas que los quieran y los puedan cuidar. Así que por favor, contacta a tu veterinario o albergue y opera a tu mascota para que no tenga crías


Traducción por Ana Charfén Norma acharfen@mail.internet.com.mx, 31 Marzo 1998
WebMistress